martes, 17 de octubre de 2017

El regalo de que se marche gente de tu vida

Acabas hasta las narices.
Quieres romper con todo.
Cerrar bocas.
Romperlas.

Te embriaga la cólera.
Te echas a llorar, pero eso se convierte en fuerza.
Te cagas en todos sus muertos.
Explotas.
Y que den gracias de que no estén delante en ese momento.

Y la cólera puede cesar ese mismo día,
pero el rencor se queda.
El rencor hace daño, pero lo guardas.
Y lo realizarás.

En tu cabeza suena un click.
Se escucha un eco que dice "hasta aquí".
"Nunca más".
Y te seguirás dando a los demás, aunque estos te dañen.
Pero ya no a los mismos.

Y, perder a ciertas personas, es el mejor regalo de la vida.
Porque la putada fue ponerlas en la tuya.
La bendición fue sacarlas.
Nunca más.


domingo, 1 de octubre de 2017

¿Qué sería de mi sin ti?

¿Qué sería de mi sin ti?
¿Qué sería de mi sin un nosotros?
¿Qué sería de nosotros sin un tú ni un yo?

¿Qué sería de las noches en velas?
¿Qué sería de las fiestas, de las penas, de las batallas?
¿Qué sería de la inspiración diaria, de la motivación a superar nuestras barreras?

¿Qué sería de mi sonrisa sin tu risa?
¿Qué sería de mi piel sin tus caricias?
¿Qué sería de mis labios sin tus besos?

¿Qué sería de las reconciliaciones sin los roces?
¿Qué sería de nuestra paz sin declaraciones de guerra?
¿Qué sería de nuestras madrugadas sin nuestras almas?

¿Qué sería verte sin poder abrazarte?
¿Qué sería celebrar algo sin que estuvieras?
¿Qué sería llorar sin tu hombro?

¿Qué sería de mis errores sin tu ayuda?
¿Qué sería de mis ganas sin tu motivación?
¿Qué sería de nuestra fuerza sin nuestra voluntad?

¿Qué sería de mi sin ti?
¿Qué sería de mi sin un nosotros?
¿Qué sería de nosotros sin un tú ni un yo?

lunes, 11 de septiembre de 2017

Cambios

Y ahora estoy en un sitio completamente nuevo para mi. Rodeada de unas paredes que solo vi un par de veces, ni siquiera eso, solo tres veces. Estoy sentada en la cama, y a veces el vacío se nota. Pensé que todo me iba a costar mucho más. Hay cosas mejorables, y otras, como la compañía, que son insuperables.

Ha llegado el momento de los cambios, de dar un paso al frente y demostrar lo que cada cual vale. Y es que salir de la zona de confort muchas veces nos puede resultar abrumador, lo podemos odiar o incluso nos puede causar niveles de ansiedad muy elevados, pero aseguro que acaba mereciendo la pena, aunque sea para saber lo que no quieres repetir.

Las cosas suelen ser más fáciles cuando creas unas costumbres, ahora solo cambias de hábitos, y parece que todo es un caos, que todo está patas arriba, pero hasta de eso he aprendido a disfrutar. La gracia es esa, saber llevar todo de la mejor forma posible.

Los cambios nos hacen crecer. Los cambios son necesarios.

viernes, 1 de septiembre de 2017

1 de septiembre

1 de septiembre, ese día que muchos odian. Otros, que no quieren afrontar la verdad, te toman como el 32 de agosto. Qué ilusos, ¿no? Y qué insulto para ti, para agosto y para la mera realidad y concepción del tiempo.

No sé por qué la gente te odia tanto, si eres un mes maravilloso. Creen que en cuanto llega el primer día, el verano se acaba, y no es verdad, todavía le quedan otros 20 días por lo menos, aunque ellos no sepan apreciarlos.

No puedo entender que no te adoren si eres el mejor mes, eres el mes de los cambios, de las nuevas oportunidades, de emprender nuevos proyectos, de dar a nuestras vidas un giro de 360º. Sé que cuando vas a comenzar algo, tomas una decisión totalmente nueva y radical y que dar el primer paso, suele asustar. Es más, acojona. Sin embargo, el miedo no nos puede paralizar, y por mucho que tengamos no deberíamos odiarte a ti, septiembre.

Eres un mes maravilloso en verdad, eres mágico y eres único. ¿La razón? La primera semana podemos estar perfectamente en la playa, disfrutando quizás de los últimos rayos de Sol antes de volver a una nueva rutina, pero la última semana iremos paseando y las aceras estarán llenas de hojas, y caminaremos con cuidado de no resbalar.

No sé por qué todos te odian y nadie te acepta, si hay que aprender a disfrutar de todo lo que se nos presenta.

lunes, 21 de agosto de 2017

No lo podré evitar

No he podido evitar lo que muchos me advirtieron, especialmente aquellos que realmente me conocían. He acabado comparando, desmontando muchas mentiras, y abriendo los ojos una vez más después de tanto tiempo.

No pude evitar recordar el "te pasarás la vida buscando a alguien como yo, porque soy el mejor tío que te puedes encontrar y que mejor te va a haber tratado". Recordé anoche toda esa prepotencia que habitaba en esa frase, en todo tu ser. ¿Acaso nos pasamos la vida siendo "los mejores" para luego recriminárselo a la supuesta persona que hemos amado?

Y yo, como buena ilusa, no entendía nada. No consideraba que esa afirmación fuera así. Sencilla y llanamente pensaba que no era verdad, que no iba a buscar a nadie como tú. Hoy el tiempo me ha dado la razón. No lo hice, y, ¿sabéis? Apareció alguien mucho mejor. Mejor que él, y mejor que yo.

Ahora, cuando le miro a los ojos, recuerdo aquellas palabras que otro hombre pronunciaba, y descubro que realmente estoy con la persona que siempre quise, soñé, anhelé y pensé que merecía. Cuando esa frase vuelve a mi cabeza, y lo miro, y me besa, soy consciente de aquella verdad, de que si estos escasos cuatros meses de amor hoy acabasen, me pasaría toda una vida y las siguientes buscando a alguien como él.