lunes, 21 de agosto de 2017

No lo podré evitar

No he podido evitar lo que muchos me advirtieron, especialmente aquellos que realmente me conocían. He acabado comparando, desmontando muchas mentiras, y abriendo los ojos una vez más después de tanto tiempo.

No pude evitar recordar el "te pasarás la vida buscando a alguien como yo, porque soy el mejor tío que te puedes encontrar y que mejor te va a haber tratado". Recordé anoche toda esa prepotencia que habitaba en esa frase, en todo tu ser. ¿Acaso nos pasamos la vida siendo "los mejores" para luego recriminárselo a la supuesta persona que hemos amado?

Y yo, como buena ilusa, no entendía nada. No consideraba que esa afirmación fuera así. Sencilla y llanamente pensaba que no era verdad, que no iba a buscar a nadie como tú. Hoy el tiempo me ha dado la razón. No lo hice, y, ¿sabéis? Apareció alguien mucho mejor. Mejor que él, y mejor que yo.

Ahora, cuando le miro a los ojos, recuerdo aquellas palabras que otro hombre pronunciaba, y descubro que realmente estoy con la persona que siempre quise, soñé, anhelé y pensé que merecía. Cuando esa frase vuelve a mi cabeza, y lo miro, y me besa, soy consciente de aquella verdad, de que si estos escasos cuatros meses de amor hoy acabasen, me pasaría toda una vida y las siguientes buscando a alguien como él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario