viernes, 1 de septiembre de 2017

1 de septiembre

1 de septiembre, ese día que muchos odian. Otros, que no quieren afrontar la verdad, te toman como el 32 de agosto. Qué ilusos, ¿no? Y qué insulto para ti, para agosto y para la mera realidad y concepción del tiempo.

No sé por qué la gente te odia tanto, si eres un mes maravilloso. Creen que en cuanto llega el primer día, el verano se acaba, y no es verdad, todavía le quedan otros 20 días por lo menos, aunque ellos no sepan apreciarlos.

No puedo entender que no te adoren si eres el mejor mes, eres el mes de los cambios, de las nuevas oportunidades, de emprender nuevos proyectos, de dar a nuestras vidas un giro de 360º. Sé que cuando vas a comenzar algo, tomas una decisión totalmente nueva y radical y que dar el primer paso, suele asustar. Es más, acojona. Sin embargo, el miedo no nos puede paralizar, y por mucho que tengamos no deberíamos odiarte a ti, septiembre.

Eres un mes maravilloso en verdad, eres mágico y eres único. ¿La razón? La primera semana podemos estar perfectamente en la playa, disfrutando quizás de los últimos rayos de Sol antes de volver a una nueva rutina, pero la última semana iremos paseando y las aceras estarán llenas de hojas, y caminaremos con cuidado de no resbalar.

No sé por qué todos te odian y nadie te acepta, si hay que aprender a disfrutar de todo lo que se nos presenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario